miércoles, 2 de diciembre de 2009

Llena de la Garganta 2.599 m. <> Circular

Llena de la Garganta visto desde el Pico Llena del Bozo
Con el ascenso a la Llena de la Garganta vamos a terminar con la trilogía del Aspe. Datos de Interés

Iniciamos esta trilogía el 12 de junio de 2004 con la clásica subida a Aspe desde el final de la pista de Aísa.

El 24 de agosto de 2005 se volvió a esta cima, pero esta vez el ascenso se realizó por su cara norte, saliendo de la Estación Invernal de Candanchu.

En marzo del año pasado (2008) se volvió a esta zona y subimos el Pico Llena del Bozo y el Pico Lecherín.

Y por fin, con el ascenso al Pico Llena de la Garganta, se cierra este círculo y se completa la Trilogía del Aspe.

Plano del Recorrido
Ampliar mapa
Perfil del Recorrido
Perfil de la CircularTrack Circular Llena de la Garganta desde Aisa by Pitxiritxo
ItinerarioPueblo de Aísa
Para accede a este valle del Pirineos Aragonés tenemos que ir hasta Puente la Reina (N-240), donde tras cruzar el puente giramos a la izquierda dirección a Jaca. Entramos en Jaca y tomamos dirección Norte hacia Francia. Una vez pasado el pueblo de Castiello de Jaca dejaremos la carretera para tomar un cruce a la izquierda, antes de llegar a Villanúa, pasando los pueblos del Valle del Aragón de; Aratorés, Borau y por último Aísa.
Belleza muerta. Naturaleza vivaOtra ruta, y más corta, es llegar hasta Puente la Reina y tomar la carretera dirección a Hecho. A los 16 km. tomar el desvío de Jasa y Aragües del Puerto. En Jasa dejamos la carretera que a la izquierda se dirige a Aragües el Puerto y entramos en el pueblo. Seguimos una pista forestal (asfaltada) hasta Aísa.

Cómo llegar
Si se viene de otro punto de partida aquí arriba podéis calcular la ruta.

A 1 km. al norte del pueblo de Aísa nace una pista asfaltada paralela al río Estarrún. Esta pista finaliza 8 km. más allá a los 1.480 m. ante una valla metálica con puerta. Aquí dejaremos los vehículos.

0:00 h. Valla metálicaValla metálica. Final de la pista
Pasamos la valla metálica por una puerta y seguimos la ancha pista dirección Norte hasta las praderas de Napazal, donde hay un refugio forestal (1.500 m.).

El río Estarrún hasta aquí forma una corta garganta con varios saltos de agua que, aunque pequeños, son agradables de ver y disfrutar en todo tiempo.

0:10 h. Praderas de NapazalPradera de Napazal
Pronto la ancha pista se va difuminando. Se cruza el río y se enfila hacia el visible Aspe. Ganamos altura por sendero bien definido buscando, en la falda sur del Pico Aspe, un paso característico donde las paredes forman una especie de embudo de piedra suelta que nos acercará a los 1.900 m. de altitud. Antes cruzaremos la senda de una variante del GR 11 (35'). Seguimos ascendiendo hasta alcanzar un abrevadero.

0:40 h. AbrevaderoAbrevadero, a la derecha el 'embudo'
Llegamos al abrevadero, si se sigue de frente llegaríamos al paso de Napazal, entre los picos Llenas del Bozo y de la Garganta. De momento dejamos esa senda, que la usaremos para el descenso, y seguimos la ruta normal al Aspe por su cara sur. Zona rocosa
Poco a poco vamos dejando atrás la verde senda para caminar por zona de roca. En este punto la pendiente se acentúa y las trazas de senda, bien marcadas con hitos de piedras, van dando lazadas para mitigar el ascenso. No hay riesgo de pérdida ya que estamos caminando por la ruta normal de ascenso al Pico Aspe.

1:20 h. LapiazEntramos en el lapiaz
Tras un largo ascenso se llega a una zona donde se suaviza bastante el terreno. Seguimos por roca pero ahora andamos por un lapiaz. La desnuda roca muestra alguna que otra grieta profunda lo que indica que con nieve, cuando ésta es mala y/o escasa, puede dar algún que otro susto si se llega a “meter la pata”. Grietas recubiertas de 'cuchillas' Llegado a este punto abandonamos la senda que continúa dirección al Aspe y dejamos ésta continuar a nuestra derecha.Nos dirigimos hacia la pedrera
Enfilamos ahora, sin sendero definido, hacia la visible pared este del pico de Llena de la Garganta. Nos dirigimos hacia una visible pedrera por incomodo lapiaz. No hay senda pero se puede tomar como referencia una gran roca en la base de la pedrera. Hacia ella nos dirigimos.

2:00 h. Pedrera.... ¿y ahora qué?
Con algún que otro rodeo se llega a la gran roca situada a los pies de la pedrera. Al situarnos junto al gran bloque de piedra y mirar la pedrera nos surgen las primeras dudas. No hay senda ni hitos que indiquen que esta ruta sea la buena, así que se decide ascender por la pedrera (de fuerte pendiente y grava muy suelta) hasta la pared y de ahí seguir a la izquierda hacia una zona que parece un posible paso. Estrecha senda bajo los farallones Tras duro ascenso por inestable canchal (subes un metro y baja dos, tres,....o hasta donde pares) se alcanza la vertical pared este de la Llena de la Garganta.

2:35 h. Paso / ColladoTras la pedrera, el cordal hacia la cima
Una vez superada la zona del canchal se alcanza un pequeño collado. Ya se intuye que estamos en la zona del cordal que nos llevará hasta la cima. La niebla oculta lo que hay más arriba pero se siente que estamos muy cerca, así que nos tomamos un pequeño descanso para beber y picar algo antes del ataque final. La pendiente se suaviza
Ascendemos por zona de rocas y fuerte pendiente sin senda definida hasta que, a los 10 minutos desde el collado/paso, el desnivel se suaviza y llegamos a una especie de balconada herbosa. Estamos en la redondeada loma cimera de la Llena de la Garganta.

2:55 h. Cima de Llena de la Garganta... y por fin la cima
Poco a poco la “ancha loma cimera” se va encogiendo. Ascendemos por cómodo camino herboso con piedras y de muy suave pendiente hasta coronar la estrecha cima de esta montaña que parece la proa de un barco. En la cima encontramos un monolito de piedras.

Panorámica
Las nubes bajas apenas dejaban vislumbrar la cercana cima del Aspe. Si el día hubiera acompañado habríamos disfrutado de unas interesantes vistas sobre el valle de Aísa hacia el sur. Detrás veríamos la Peña Oroel, cerca de Jaca.Pico Aspe asomando entre la niebla Al SE se apreciaría Collarada y el pico Anayet al este. Subiendo hacia el norte percibiríamos Balaitous y el Midi d’Ossau ya al NE. Al norte el Valle de Aspe y al NO, no tan lejanos, la cima de Bisaurín. Y a ambos lados un primer plano de Llena del Bozo a nuestra izquierda (NO) y Pico de Aspe a nuestra derecha (E). Descenso de Llena de la Garganta
El descenso lo vamos a realizar por la vertiente este. Para ello deberemos buscar los mejores pasos que nos den acceso a los dos canales que nos van a permitir el descenso hasta el Paso de Napazal o Brecha de Wallon (buscar y seguir hitos de piedras). La imponente pared oriental de Llena del Bozo, tan cercana y vertical, da la impresión que es infranqueable. Nos acercamos a la 1ª canaleta
Lo que hemos de hacer es seguir los hitos de piedras que nos irán guiando hacia la primera de las canaletas. La primera va ha ser la más complicada (PD inf.) pero que con cuidado, como han de hacerse las cosas en estos parajes, se supera bien. El mayor “problema” por llamarlo así representa la verticalidad de la bajada en estos tramos. Seguimos a los hitos y poco después vamos a encontrarnos con la segunda canal, ésta más fácil (F). Fuerte desnivel durante el descenso Tras ésta la pendiente, aunque fuerte, es más controlable y se camina con una mayor fluidez hasta alcanzar el Paso de Napazal.

3:35 h. Paso de NazapalDescenso hacia el Paso de Napazal
Llegamos al collado que separa las cimas de las Llenas del Bozo y de la Garganta. Este paso, también denominado collado Wallon, es una espléndida ventana al Barranco de Aspe. Nosotros le damos la espalda y nos dirigimos al sur, hacia otro collado algo menos elevado. Atrás queda el Cdo. Wallon
Aquí también encontramos hitos de piedras, aunque el descenso es bastante evidente. Al llegar al collado inferior descubrimos un gran canchal de desagradable piedra suelta. Aquí tenemos dos opciones; una es seguir la ruta normal por el canchal. ... no hay atajo sin trabajo
La otra opción, la que realizamos, es desviarse un poco hacia la derecha para realizar unos pocos destrepes por cómoda roca y enlazar con el canchal en la zona que éste pierde bastante inclinación y la marcada senda lo recorre a media ladera en diagonal. Atravesando las pedreras
El recorrido, hasta la pradera cercana al abrevadero, va a resultar bastante pesado ya que vamos a caminar por tramos donde las piedras suelta y algún que otro bloque de piedras se entremezcla. A medida que se desciende se va cruzando pequeños tramos de zona herbosa hasta que al final dejamos las pedreras a nuestras espaldas.

4:25 h. Final pedreraYa se vislumbra el final de la pedrera
Tras la última pedrera aparece una balconada herbosa. Frente a nosotros está en Pico Mesola. Ya dejadas las “piedras” a nuestras espaldas caminamos por el “blando manto herboso” hacia una especie de balconada herbosa. Una última mirada a lo que dejamos Aquí se gira a la izquierda y se desciende hasta encontrar el camino de Aspe, poco antes del embudo, junto al abrevadero.

4:40 h. AbrevaderoUn abrevadero o la Kaiku de Sestao
De nuevo en el abrevadero enlazamos con el camino de la subida. Desde este punto el itinerario de descenso coincide con el de la subida. Deshacemos este tramo y bajamos a las praderas de Napazal, donde volveremos a cruzar el río que nos deja en la pista.Pista cementada
El cielo, que a medida que descendíamos se iba cubriendo y tornando plomizo, decidió romperse nada más llegar a la pista de grava. Así que encontramos un pequeño árbol (...o más bien parecía un arbusto algo grande) junto al camino y allí permanecimos esperando que se tratase de una chaparrada de cinco minutos. Duró quince y la impermeabilidad del lugar ya empezaba a peligrar.

5:20 h. Valla metálicaFin de la Circular
Antes de que nuestro improvisado refugio empezara a tener goteras dejó de llover. Seguimos la pista y llegamos a la barrera con su pequeña puerta. De nuevo en el vehículo y de regreso a Aísa con la satisfacción del objetivo doblemente cumplido.

Macizo de LecherínLlena de la Garganta mendiaren gailurra 2.599 m. -  2009ko irailaren 12anPresentación de algunas fotos de la Travesía

2 comentarios:

jefoce dijo...

Hombre Kiko, como agua de mayo esperaba este reportaje. Pensaba que la crisis había llegado a Osakimendi...
No tengo hecha esta cima, ni tampoco la Llana de la Garganta, así que me guardo esta reseña como oro en paño. Además, se puede hacer en formato de circular, o sea que fenomenal. De todas maneras, vaya pedrera infernal en el itinerario de ida. Tenía una mala pinta...
He echado en falta, eso sí, fotos de las dos canales de bajada. Te agradeceré si me mandas alguna al correo. Un saludo Kiko.

Kiko dijo...

Aupa Mikel.

En primer lugar gracias por tu comentario. No ha habido crisis en Osakimendi pero este verano ha tenido más “longanizas que días” y he estado muy pillado poniéndome al día. Te mando vía e-mail las fotos que tengo de la zona en cuestión (no es tan fiero el lobo como lo pintan, si lo he hecho yo .... lo hace cualquiera)

Ahora estoy actualizando la subida al Aspe desde Candanchú.

Un saludo y a seguir disfrutando de lo que nos gusta.

Para subir al inicio de este blog ..... pincha aquí.

Panorámica desde Kurutzeberri
Cascada del Barranco d'Ardonés - Cerler